Boda junto al mar - Josep y Stela

entrada de la novia el día de la boda
la novia mira su vestido de novia diferente
las hermanas de la novia se preparan para la boda
el maquillage de la novia en casa
fotografía de boda en blanco y negro
el verso del padrino hace emocionar a la hermana
antes de salir
bajando del hotel Juan Carlos I el día de la boda
la novia se viste en Hotel Juan Carlos I de Barcelona
la novia después de vestirse en hotel Juan Carlos I
un ramo de novia vintage
el novio nos enseña como se hace el nudo de la corbata
el padre del novio
la madre del novio ayudando a preparase
detalles de flores para las solapas en la boda
boda familiar e intima en can Marial
boda diferente junto al mar
pajecitos el día de la boda
masia de can Marial en esta fotografía de boda
fotografía de boda en blanco y negro
el vestido de la novia de pronovias
una fotografía de boda diferente
la pareja de novios
hacia el aperitivo de boda
una boda con vistas al mar
una boda con niños
el vestido de la novia
los amigos en la boda
fotografía del pastel de boda
el ramo de la novia se separa en dos ramos
los padres de la novia
juego de los amigos para los novios
juego para dar la liga de la novia
los amigos bailando en la boda
bailando el dia de la boda
bailando la música del Dj de la boda

Josep y Stela lo tuvieron claro desde el principio. Querían que sus fotógrafos boda fuéramos Nou Enfoc

Nuestra pareja de novios buscaba una boda íntima y familiar y a la vez hacer partícipes de su felicidad a familia y amigos con muchos detalles personalizados, para convertir el día de la boda en un dia extraordinario.

La novia se preparó en el hotel Juan Carlos I de Barcelona donde lució su precioso vestido de Pronovias, tanto en la suite donde se vistió, como en l vestíbulo del hotel y en los jardines.

El lugar escogido pera la ceremonia y el banquete fue Can Marial, en Sant Vicenç de Montalt, en el Maresme, que cuenta con una masía del siglo XIX con un gran balcón delante del mar, una ermita y un bosque de pinos. Y dos curiosidades: la finca incluye un pequeño río y varios ejemplares de pavos reales, que le daban un toque de color muy original.

La ceremonia civil se celebró en los jardines de Can Marial, con unas fantásticas vistas al mar. El ramo escogido por la novia tenía mucho color y mucha variedad de lores y el artista encargado de hacer fue Jordi Ferran Florista

Una boda íntima en la que se mimaron todos los detalles, como los muñecos del pastel, los regalos para los amigos, el cojín de los anillos, el ramo para las hermanas de la novia...

 

 

Añadir nuevo comentario